?

Log in

Pernocta

Recent Entries

You are viewing the most recent 11 entries

December 2nd, 2016

08:17 pm: Algunas cosas verdaderas, creí que duraderas
*

Bueno, pasada por agua tras las tormentas de noviembre, toca secarse con la propia chispa vital y ponerse en pie. Es verdad que mis satélites han huido de su órbita. Nada está donde solía. Donde sonaba Bésame mucho, ahora suena La Chica de Ipanema. Cada ciudad toca su canción. Cada plaza se cruza de una manera.  Donde había mesas reunidas, tardes largas compartidas en música o silencio, ahora hay un montón de cajas apiladas que no se terminan de ordenar. No obstante, el espacio me queda holgado. Me sobran metros cuadrados a la redonda. Ya no soy sino una pequeña isla que teclea rápido, intentando protegerse con rítmico ruido. Soy también un puñado de virtudes inservibles que cambiaría por una mini-dosis de paciencia y sensatez. Cambio mis resplandores por una sólida paz. Cambio entusiasmo por tranquilidad. Cambio deseo por contención. Ésa es la idea: volverse contenida, ser un continente que guarda sus adentros; pasar de isla que vaga a tierra firme. El presente es duro y se guarda en la sección de congelados. Pero es mirarlo y comenzar a derretirse por efecto de una ventolera de ansiedad y finalmente se desparrama y vuelve a mover. Aún así, he de intentarlo, ahora que me he decidido. Hay que ser valiente. Mantenerse en pie con gran valentía y resistir el paso de las flechas y los abejorros, el desequilibrio de las horas deshabitadas, la noche que no acaba y que parece que será más negra si llega a su fin.

Current Location: Alicante la Nuit
Current Mood: Bienintencionada
Current Music: Zahara, Concierto de Radio 3

December 1st, 2016

09:52 pm: Ritmo Ala Poesía
*

Escucho música para hacerme fuerte. El ritmo me mueve la cabeza, como un sonajero con sesos de oro dentro. Zas zas, máximo volumen para una vida pequeña y escondida en la nueva ciudad, que está dispuesta en rampa. Esto afecta a los idos del ala como yo, porque nos tuerce la perspectiva. La terrible Ciudad de M. animaba a cierto desparrame mágico y supongo que a estas horas sus convecinos siguen afanados en las tareas artísticas, delineando melodías y cantando ligeros sobre la planicie asfaltada, ajenos a tal privilegio. Entretanto en Ali-Canto, yo confecciono mis días un poco metamorfoseada en la novia de Ulises, harta de esperar junto a las cajas de la mudanza todavía sin abrir, a que vuelva la uña de mi carne, que ahora anda siempre por ahí. Sentada en mi castillo de cartón, relegada, pongo canciones como quien pone bombas y me dejo, entretanto, crecer la melena con la esperanza de hacerme largas trenzas. Es una manera de acortar la tarde entretenida en tareas sencillas.

Ahora entiendo por qué rezan algunos. Acudir a los expertos de la mente es dejarse pulir y someterse al autoengaño. Según los expertos, hay que gestionarlo todo. Según yo, te tiene que llevar hacia delante el viento. Ellos proporcionan el alivio de la resignación con su robótica forma de entender los vínculos. Pero yo quiero un milagro, no me vale otra cosa. Codiciosa persona -me dice el espejo- intrépida insaciable, loca perniciosa, rapera sentada en mitad de la tarde, en mitad de las cuestas, ¿sientes la losa de estar sola? No respondo, canto y como flows. De un instante para otro, recupero la rabia y la alegría, son un YinYang giratorio que atraviesan mi pecho en forma de cometa. Si se van la rabia y la alegría, se va la fuerza y sólo queda verse crecer el pelo sin cambiar de posición. No es que no tenga nada que hacer, por supuesto, pero el cuerpo pide períodos de adaptación donde sólo existen vacíos y caras que miran sin que les importe lo que ven.

Tal vez no necesite a nadie ya. Ha sido una ilusión, un brote en los intersticios de los quehaceres. Mientra la parte responsable de esta vida fragmentada se doctoraba y laureaba, dándose sentido con ocupaciones, la parte yaga, parte corazón, parte cicatriz malcosida, estaba ahí contemplativa hasta que le hemos dado tiempo para crecerse. Y aquí estamos, las partes rotas y yo, conformándonos unas a otras y pasándonos pañuelos cuando se caen las lágrimas. Si no tengo que aguardar una presencia, no noto así la soledad. ¿Qué hacer? ¿Cómo se deshace este embrujo? No lo sé.

Achaques así son propios de la infancia, cuando unos niños pasan de otros y les empujan al rincón o bajo los pinos del patio para disfrutar del padecimiento ajeno y consolidar su grupo. Crueles, se sonríen con gran encanto entre ellos. A mayor cantidad de mocos embarrando la cara del expulsado, mayor sensación de sana democracia y liderazgo, mayor vocación por la normalidad y el término medio tienen los pequeños ogros. De este modo van madurando hasa pudrirse. Pero de poco sirve creer que una respira a salvo en su burbuja, ya que tarde o temprano vuelve el grupo a opinar y secuestrar opinando, vuelven las oscuras golondrinas del patio del colegio, convertidas en esa cosa tan deprimente que es la genteguay. Y allí, como reinsertado, se va Ulises a escribir sus poemas mientras a mí se me cae encima, no ya la casa, sino edificios enteros de esta ciudad en cuesta.

Current Mood: depre, pero bueno.
Current Music: Kase O. El círculo / Lethal Bizzle. Back to Bizzness

November 26th, 2016

02:05 am: The lonely lonely paz de cuore
*

El asterisco arriba es el charquito que forma un escupitajo en la calzada. Señala la vuelta al territorio de la sabana blanquecina del papel. Sábana sabática mía, nos seremos leales hasta el final de las parrafadas, tumbadas panzarriba sin hacer mucho. No hay esfuerzo que nos merezca. Yo imagino y tú te imprimes de dibujo. Yo deseo y tú me rebotas haciendo pingpong. En mi sien no hay palabra escrita, sólo rayajo y paraíso. Por mi sien y mi barbilla chorrean ríos densos, lava diluida y anhelante. Es cálido y frío lo que siento, un ramillete de petardos que explota como fuego mediterráneo en el cielo y en el plexo. Y luego aire de la madrugada.
Y sí, he venido con este equipaje a la nueva vida.
Y en la Nueva Vida me han dicho mis ídolos que me busque algo en lo que pensar y que deje de rezarles. Que me deje de letanías y quejas; que me deje de fijaciones y de morder el borde de las conclusiones, y me vaya a otra parte con estos sacos escamosos. Tortuga de mí, pobre de mi caparazón, he asomado la cabeza un instante, con miedo. He llorado dos lágrimas rojas; era toda la sangre que me quedaba en mi última arteria adolescente, y he dicho sí con gran docilidad. Me ha dolido tanto que no hay palabras en los idiomas conocidos para decirlo. Tal vez podría hallar la textura del sonido que lo expresara, pero es demasiado para mí. Por eso escribo, porque no sé cantar ni gritar. He dicho sí, sí, sí, no os preocupéis, os libraré de mí. Anotaré en mi libreta de estrellas vuestro consejo psicológico de gente formal. Aunque no crea en esta sensatez que se me cae encima y me aplasta, voy a obededer vuestra estúpida ley y haceros felices con mi ausencia.
De este modo, inhalando una profunda nube que pasaba y me hería al principio entre los pulmones, me he ido acostumbrando a mi nueva cueva. Ellos hacen su vida entretanto, creyendo que será posible pulsar la tecla de rebobinado cuando se haya cocido a fuego lento lo que llevo en las entrañas. Yo sé que no y eso me calma.
Así comienza la nueva era y así vuelvo a la escritura, gracias al abrazo de una inmensa soledad impuesta y aceptada. Tengo frío pero no me cubro. Sólo busco un lápiz. Vuelvo a pintarme en el espejo imaginado y con eso tengo suficiente. No me pidáis que vuelva. Gracias.

Current Mood: contemplativecontemplative
Current Music: James Forest

September 25th, 2016

01:25 am: El querer
Quiero ser la la Pernocta de antaño. La que atravesaba un bosque hacia casa tras la fiesta y se zambullía en la cama con el cuerpo en equis bocarriba. Quiero los ojos como platos en los que cualquiera podía sopar. Quiero el corazón ligero, agradecido al calor de los autobuses por dentro, contento si el aire disparaba aguanieve, soñador cuando llovía. Mi corazón divertido, como buscando un paraguas en su ciudad roja. Echo de menos esa despreocupación con respecto a los acontecimientos y la capacidad para subestimar las consecuencias de mis actos. Perdí todos los bolsos que no me robaron, tuve que volver andando tras el extravío de muchas bicis, lloré por mis discos de Yo La Tengo y, sin embargo. ¿Y quién no desea la ligereza en su pecho y un batir de alas constante en la cabeza? ¿Acaso tú no cambiarías tus migrañas por una idea loca para esta noche? ¿No preferirías seguir pensando que son todos inmortales, que la locura es un adorno, que tu juventud un merecido regalo, que la justicia será poética, que al final acabaremos juntos? ¿No prefiero yo el sol al capital, el mar a un contrato justo? Y si fueran a abandonarme, a abandonarnos, y nuestro cuerpo pendiera solitario de un fino hilo y ahí abajo fuera todo abismo, ¿no querríamos recuperar nuestra valentía y saltar a una roca incrustada de piritas y sentir que hemos vuelto al oro de la vida, que ya nada nos hará daño, que sobreviviremos a todas las muertes, libres del miedo? Mis respuestas son todas síes. Quiero ser la de antaño, saber estar de pie como sólo algunos saben hacerlo.

Current Mood: decidida
Current Music: Arcade Fire, Reflector

March 1st, 2016

01:55 am: Imaginación, dame charcos
Las semanas son lombrices en mis recuerdos, empujan con sus cabecitas los números del calendario. La vida me da picas y me da diamantes, me hunde hoyos pero me baña de resplandores. Subo y bajo; bajoysubo. No hablo de un desequilibrio moral, porque la pila de mi cabeza tiene un solo polo que a veces se repele. Hablo del trenecito eléctrico de los acontecimientos. Humo, ruido, vueltas alrededor y luego descarrilar. El mundo es descomunal, mi piel tiembla.
Algunos amigos han muerto; les conocía y murieron y pasé días negros; me los tragué como quien se traga varias guindillas y aguanta, como quien se traga dos almendras amargas de la misma bolsa. Me tragué los días negros, sentí el color negro pintarse en la cara oculta de mi esternón, chorreando hacia los fondos. Goteaba en la cueva del estómago, y como estalactitas de pena se quedaba ahí. Oscuro negro, sincolor intenso. Quieto el corazón, creí haber empuñado armas, tuve tan malos deseos que tal vez existe dios y me escucha. No lloré, sólo tuve lo negro por dentro, dentr, dent, den, de, d,  . Tumbada bocarriba, me muerdo la lengua.
Así pasan los días con sus desaparecidos a cuestas.
Se van y ya no se me olvidan.
Ahora me duele la espalda, porque es ahí donde llevamos el alma desde que cumplimos treinta.
Queda camino, así que sigo patinando, saltando en plancha cuando nieva, abriendo la boca a la blanca luz.
Con los sentires mezclados, aplaudo la llegada de e-mails de aceptación. Todas mis células lo piden, tan buen trabajo han hecho mis domadores. Cartas: el daño que me hacen en un sitio, me lo alivian en otro muy lejos. La euforia es confeti y vino descorchado con toda la tarde por delante. Tengo el cuerpo preparado para todos los placeres inventados y para los novedosos.
Descorcho cartas, vengo del confeti, mis ojos son faros y ríos mezclados.
Lo que no me agradecen aquí, me lo agradecen al otro lado del Atlántico.
Lo que pierdo aquí con mi firma, lo gano luego con mi anonimato.
Dos veces dicen haberme premiado en el bar de la esquina sin saber que era yo la de los versos.
Lo he celebrado, aún llevando encima los espectros.
Luego a los espectros se les han unido los demonios. Boicoteo con ellos los premios de la vida. Me alío en la confabulación contra mí: concluyo que todo esto tan bueno debe ser un error. Tengo imaginación suficiente para destruirlo todo. Pero tiro mi imaginación a los charcos e intento disfrutar.
Lo que me regala la vida, lo pinto en mate.
A lo que me quita la vida, le doy brillo y lo guardo.
Algunos han muerto y con el recuerdo les doy relieve y los revivo.
A quien odié, murió, dándose muerte.
Con quien simpaticé, también.
He salido de un aplauso esta noche, con la cara encendida y la sonrisa extendida.
El aire era eléctrico y mi memoria agua.

Current Mood: montañista
Current Music: Zahara, El deshielo

January 14th, 2016

01:44 pm: Pernocta meets Umbral
Tenemos corazón de sombra, un nudo oscuro en la boca del estómago, canicas de carbón recorren nuestras arterias y alguna vez chocan haciéndose pizarra contra la pared del vaso. Allí un artista microscópico dibuja una sonrisa con el dedo. Pero en la Vida-Vida, en el hartazgo del realismo figurativo, somos cuerpos opuestos: largas piernas contra rodillas ligeras, melena leonada contra nuca despejada, ojos diminutos contra OjOs en mayúscula, nariz albóndiga contra nariz cresta-del-gallo, ropa de dandy contra Sylvia Plath grunge, voz de barítono contra cristal que se rompe, pluma contra pilot, máquina de hierro contra telar de teclas, talar de teclas, tililar de teclas.
Quién lo habría pensado: un monstruo y una mosquita, almas gemelas where the wild things are.
He leído el libro tan lentamente... tras edades de hielo de no llorar por haberme comido ya todas las páginas. Y el libro me enfada a ratos, cuando aparece el machoalfango y me recuerda los charcos amargos, el fango, el asco al machete, la experiencia de ser tratada como un objeto dulcineo. Yo no quiero ser loza, yo también quiero la vida a pesar del XX de los cromosomas.
Pero los ratos lejos, los ratos junto al niño que muere en las páginas, los ratos en el pozo hondo y sin salida, al que a veces me he asomado, el balanceo de la mecedora en el umbral, todo ese tiempo en suspenso el monstruo y yo nos dábamos la mano.
Somos pintura, somos manchas que intentan sonar a palabras. Ahora lo he visto: un defecto es una virtud cuando encuentra su lugar bajo el sol.

Current Mood: bittersweetish
Current Music: Luichi Sakamoto

September 24th, 2015

12:07 pm: Viaje sin retorno
*

Viajar a través de mi saliva blanca, después de enviarte una corona florida.



May 6th, 2015

11:16 pm: Ahora soy rayos de sol
*
Ya es verano en mi cuerpo y he expulsado el gélido aguijón del malrecuerdo. Ahora soy rayos de sol. Mi venganza: tirarme en la hierba. Le doy la espalda al cerdismo, al cerdiarcado y al cerditalismo. Me tumbo en la hierba, bocarriba hacia el universo. Me baña el aire y la vida. Entierro las puertas cerradas. Entierro a los pequeños fascistas que especulan en mi entraña. Entierro el silencio. Entierro lo súbito. Los abandonos quedan también enterrados. Entierro los bloqueos. Entierro las redes. Entierro a los pequeños cerdistas y cerdarcas y cerditalistas que quisieron robarme la calma. Ahora soy rayos de sol. Entablo amistad con las orugas, les doy de comer mis átomos conforme planchan el vello de mis manos. Me giro. Mesa mi espalda la hierba fosforita. Soy un pálido animal que susurra a la tierra. Y así me voy alejando, estoy cada vez más lejos, y dejo caer la tierra sin miramientos sobre la presión y los criterios, sobre el canon y las normas.


Ahora soy rayos de sol.

Current Mood: soleada
Current Music: Mercury Rev, Holes

January 29th, 2014

12:30 pm: El oro de la vida
*

De la corola negra de mi vida
suelo brotar, estambrecillo en oro.
Fecundo frutos, cierro el cáliz de oro,
ríe mi vida.

Vuelvo a ser negra. Pero en nueva vida
brota de nuevo estambrecillo en oro.
Ríe mi vida
cuando la tocan mariposas de oro.

Negrura, luego el oro
precioso de la vida.



*** Gracias, Peter Panowski, por enviarme este poema de Alfonsina Storni.

April 3rd, 2013

01:06 am: Resurrección de Pernocta
"Resucitaré, dijo, y de entre ellos vendré,
para que la ingenuidad prosiga."


Asklepios, Escritos

December 7th, 2012

10:29 pm: Mar Rothko
El Ello

Current Mood: Robison Crusoe tirado en la playa
Current Music: olas del mar
Powered by LiveJournal.com